Merchandising

El merchandising incluye un conjunto de técnicas que buscan la venta de último momento. Para ello es necesario ofrecer el producto ideal, en el momento adecuado, en una cantidad interesante, a un precio adecuado y con una imagen adecuada.

Además se puede llevar a cabo en campañas permanentes o promocionales (como cuando sale un nuevo producto). Pero siempre, el objetivo del merchandising es mejroar la rentabilidad del negocio.

Pero para que el merchandising tenga un buen resultado es necesario realizar las siguientes actividades:

  • Investigación del consumidor, la competencia…
  • Buscar el lugar ideal.
  • Elegir una política comercial adecuada.
  • La disposición del establecimiento.
  • Escoger los productos del amplio catálogo disponible.
  • Colocar los productos y medir el resultado de estos.
  • Llevar a cabo las acciones necesarias para “animar” el punto de venta con carteles o imágenes.

Por todo ello, una buena campaña de merchandising se debe basar en:

  • La información sobre el producto como las acciones de la competencia, los distribuidores o sus puntos de venta.
  • El estudio del producto: marca, envase, precio…
  • Los objetivos de la campaña
  • Las acciones de merchandising que tenemos pensado llevar a cabo.
  • La forma de distribución de los productos.
  • El presupuesto
  • El control de resultados